9 abr. 2011

Marketing: 6 cosas que pueden aprenderse de la industria del porno

Marketing: 6 cosas que pueden aprenderse de la industria del porno: "

innocent-girl-porn10_tn.jpgPor Borja Prieto

Desencadenado



El sexo vende, dicen los clásicos del marketing. Y también escribió el Arcipreste
de Hita que:


"Aristóteles lo dijo, y es cosa verdadera, que el hombre por dos cosas se mueve: la primera,

por el sustentamiento, que la segunda era por haber juntamiento con hembra placentera.'





Tell a Friend




Aristóteles, el Arcipreste de Hita y Don Draper tienen razón. Así que, aunque
por motivos que no se escaparán a mis lectores los CEO de las empresas que se dedican
al porno no suelen estar en las portadas de las revistas de negocios, podemos aprender
mucho de ellos.


1. Aprovecha
la tecnología



Se dice que fue el porno el que extendió
el VHS, y que fue el porno el primer uso masivo de Internet. No sé hasta qué punto
es verdad, porque tener películas de Disney con las que tener a los críos quietos
durante una hora a las 8 de la mañana de un sábado era también un uso muy extendido
del vídeo.


Pero lo cierto es que mientras la industria
del cine tradicional se quejó del vídeo (porque vaciaría los cines) como ahora se
queja de Internet (porque arruina las ventas de DVDs), el porno supo aprovechar
las ventajas que las nuevas plataformas ofrecían. Está claro que la privacidad que
supone ver porno en tu casa y no en un cine (con el VHS) y verlo en un ordenador
sin tener que dejar el carnet para alquilar una peli guarra tiene ventajas evidentes.


Pero también es cierto que el VHS no
vació los cines, y que con el tiempo se convirtió en una fuente de ingresos tan
sustanciosa que ahora Internet es un problema para la venta de DVDs (el formato
que sustituyó al VHS). De modo que la terrible amenaza del VHS no era tal, y dentro
de unos años veremos que la terrible amenaza de Internet tampoco es tal para quien
sabe aprovecharla.


El caso es que del mismo modo que la
industria del porno sabe adoptar las nuevas tecnologías para vender más, tu empresa
debería hacer lo mismo. Combatir la tecnología con leyes es como apelar al código
de honor de los caballeros medievales para impedir el uso de las armas de fuego.
Mira más bien cómo aprovechar la pólvora para tener mejores armas que tu enemigo.


2. Vende
una historia



A un nivel básico, lo que vende el porno
son pixels en una pantalla, o imágenes en una revista. Pero en realidad vende mucho
más. No es extraño que se hayan hecho películas mainstream sobre el fundador de Hustler o actores porno famosos.


El porno vende un estilo de vida, una
historia, una fantasía. Hugh Heffner tiene que vivir en una mansión rodeado de jovencitas
en un estado de fiesta perpetua, y casarse a los ochenta y tantos con una mozuela
de veinte, porque es el estilo de vida que querrían tener los lectores de Playboy.
El porno vende que es posible vivir en un mundo en el que las mujeres más bellas
siempre están dispuestas a satisfacer todos los caprichos de un hombre.


Claro que es una fantasía absurda, pero
no es más absurda que las películas románticas en las que la protagonista acaba,
tras mucho sufrimiento, casada para siempre con el hombre perfecto. Todas las mujeres
saben que los hombres dejan los calcetines tirados por cualquier parte y que olvidan
los aniversarios, pero eso no les impide fantasear con el compañero perfecto que
les lleva el desayuno a la cama y nunca tiene ropa sucia. Con el porno sucede lo
mismo.


Las empresas que tienen más éxito son
las que consiguen identificar sus productos con una fantasía. Si puedes tener como
lema ¿Te gusta conducir? y no
tienes ni que mostrar un coche en el anuncio, si puedes convencer a tus clientes
de que no puedes ser un auténtico diseñador si no tienes un Mac, si puedes unir
tu marca a la experiencia de hacer deporte, o incluso de pensar que puedes hacer
deporte simplemente con un logo, Just
do it
.


Claro que es difícil, pero precisamente
por eso la recompensa es tan alta. Y tampoco es imprescindible ser tan bueno como
Apple, Nike, BMW o el porno en esto. Basta con que seas capaz de crear una historia,
una fantasía en torno a tu producto.


3. Segmenta
a tus clientes y atiende a cada grupo



Una de las características del porno
es que hay para todos los gustos. Literalmente. Por raras que sean tus aficiones,
seguro que hay alguna película o alguna web que procura atenderlas. Por muy específicos
que sean tus gustos con las mujeres, encontrarás especialistas en rubias o morenas,
jóvenes o viejas, delgadas o gordas.


Visto así, es sencillo: analizas lo
que buscan tus clientes, y les das exactamente eso. Pero muchas veces tenemos la
tentación de hacer algo que nos gusta a nosotros, y pensamos que nuestros clientes
deben apreciarlo. Tú haz caso de la industria del porno, y por raras que te parezcan
las preferencias de tus clientes, sé humilde y busca la mejor manera de atenderlas.


4. Crea
un ecosistema



En su momento, el porno hizo ganar mucho
dinero a los videoclubs. Ahora el marketing del porno por Internet se basa en afiliados
que pregonan en sus páginas las virtudes de una actriz o una producción y cobran
un porcentaje de las ventas. A decir verdad, tal vez no pregonan las virtudes de nadie, sino otra cosa,
pero el efecto es ese: que tanto el alabador como el productor ganan dinero.


Ayudar a otros a ganar dinero es la
mejor manera de que ellos te ayuden a ti a ganarlo. Ser el único participante de
la cadena de valor suena más atractivo, porque te quedas con todos los beneficios,
pero en la práctica es mucho más difícil hacer crecer el negocio si eres el único
interesado en que crezca.


5. Lanza,
mide, reforma. Repite



Ahora que están de moda las Lean Startups,
no está de más recordar que esto es algo practicado desde siempre por la industria
del porno. Se prueban superproducciones costosas con guiones elaborados, se prueban
grabaciones cutres de una escena sin argumento, se prueban mecanismos de pago…


Sea porque no hay un canal de distribución
tan cerrado como los de las salas de cine o la televisión, sea porque hay muchos
más productores, sea porque la barrera de entrada es mucho más baja (solo necesitas
una cámara normalilla y un par de personas) y más gente puede probar cosas nuevas…
el hecho es que el porno es mucho más innovador en sus modelos de negocio que la
industria del cine tradicional.


Tú haz lo mismo: en lugar de planificar
demasiado, lanza cuanto antes algo al mercado, comprueba la respuesta y modifica
tu oferta para adecuarla a lo que quieren comprar tus clientes.


6. Copia
lo que funciona



Es posible que sea desconocimiento por
mi parte, pero no me consta que haya grandes demandas por copyright entre los productores
de porno. Y eso que es obvio que es práctica habitual en el sector copiar lo que
da buenos resultados. Tal vez sea difícil conseguir el copyright de algo como “meter
tal cosa en tal sitio”, pero no es menos absurdo pretender que alguien te pague
porque has tenido la idea de hacer una película sobre niños que estudian en una
escuela de magia o de vampiros adolescentes enamorados, y hay mucha gente que lo
intenta.


El caso es que el porno copia sin remordimiento
todo lo que funciona, lo que de entrada supone que más clientes consiguen tener
un producto que les satisface. Pero además, como la copia no es idéntica, se introducen
innovaciones que a su vez son copiadas por el resto si tienen éxito, con lo que
al final toda la industria se beneficia de estas mejoras. Es lo del punto anterior
(probar, modificar, repetir) pero a escala de todo el sector y no de una sola empresa.


Otra lección de humildad. No creas que
o tienes La Idea Original o no serás un verdadero emprendedor digno de mirar a los
ojos a Larry Page y Sergey Brin. La estrategia más segura para triunfar es copiar
algo que ya funciona y mejorarlo. Menos romántico que ser un auténtico genio creador,
pero más alimenticio, que es de lo que se trata.


30/03/2011


También te interesará leer esto:


1. Ten cuidado con el porno

2. 5+1 cosas
que deberias aprender mientras estudias


3. Lo que cuestan las cosas

4. 10 negocios
que puedes emprender con 100 euros


5. Como aprender inglés
en solo tres meses



Creative Commons License

Licencia de Creative Commons


……………………………………..


Fuente: Desencadenado


Imagen: Innocent porno girl



Tell a Friend


Artículos relacionados:



- Neuromarketing:
La emoción, no la razón, dirige el comportamiento
consumidor


- La
fisiología del deseo, el sexo, el orgasmo y el amor en
nuestros cerebros


- Los
10 mejores blogs de Marketing Social en Castellano



- Marketing:
Cómo llegar a la 'multi-mente' de las mujeres



- Lecciones
de negocios del oficio más antiguo del mundo



- Marketing
relacional: 5 Principios claves


- Dan
Ariely: 9 ejemplos de la economía conductual en el marketing



- Marketing
2.0: Cómo construir y optimizar las "experiencias de cliente"


- El
Marketing de Experiencias crea clientes leales



- Antonio
Matarranz: ¿Qué necesitan los clientes?



- Las
6 dimensiones del buen servicio al cliente



- Uso
de las redes sociales para investigar el comportamiento del consumidor



- La
influencia del prosumidor en las nuevas estrategias organizacionales



- Innovar
centrandose en las necesidades del usuario



- Tryvertising
o el valor de la experiencia



-

En la web:

- ¿Entiendes
el "trabajo" que necesita tu cliente?

| El Blog de Javier Megias Terol

- Cómo
funciona el cerebro masculino, ¿por qué piensan
en sexo?
-
CNNMéxico.com

-


Estoy en: Facebook -
NetworkedBlogs -
Delicious -
Twitter -
Blogalaxia -
Bitacoras.com
- My Twitter Times


Etiquetas en Bitacoras.com:
, , , , , , ,

"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails